Alianza Lima y la caída del Fokker: pasaron 33 años de una tragedia que aún duele

Un 8 de diciembre de 1987 una noticia conmocionó al mundo, 43 personas habían fallecido en el mar de Ventanilla, entre ellas 16 jugadores blanquiazules de 23 de la delegación aliancista.

Alianza Lima siempre se ligó a las tradiciones y costumbres del pueblo, y con la caída del Fokker se sumó un dolor que permanece hasta ahora, una sensación de luto en la posteridad que es adoptada por nuevas generaciones. Una generación dorada de futbolistas peruanos, un entrenador de lujo y buenas personas, fallecieron en aquella tragedia que nunca fue explicada.

LO DEPORTIVO 1987

El equipo de Marcos Calderón era líder del Descentralizado. El reciente triunfo por 1-0 a Deportivo Pucallpa, con gol de Carlos Bustamante, le había permitido ubicarse un punto de ventaja sobre Unión Huaral. Tras la tragedia, el campeonato, que llevaba jugadas 18 fechas, se suspendió. Para la reanudación, en enero de 1988, Alianza Lima usó juveniles y refuerzos. Teófilo Cubillas, regresó del retiro para apoyar a su equipo. César Cueto y José Velásquez hicieron los mismo. En el aspecto internacional, Colo Colo, equipo de Chile, cedió a préstamo a cuatro de sus jugadores (arquero José Letelier, defensa Parko Quiroz, volante Francisco Huerta y atacante René Pinto), generando así un vínculo especial entre ambos clubes, hasta ahora.

Los potrillos en Pucallpa.

Los íntimos -pese a la adversidad- lograron llegar hasta la final, perdiendo ese encuentro con Universitario. Lo lindo de este deporte fue el apoyo del compadre, dejando un cántico para la posteridad. “Alianza, amigo, la ‘U’ está contigo”, texto que también se leía en un cartel.

LA TRAGEDIA SIN EXPLICACIÓN

La aeronave destinada para la incursión a Pucallpa era el Fokker F-27, alquilado para los viajes de ida y vuelta. Un regreso que jamás de dio, el avión debía aterrizar en Lima ese 8 de diciembre a las 20:00 horas, sin embargo por cuestiones misteriosas se ordenó dar otra vuelta para el aterrizaje. A las 8:14 p.m., la aeronave de la Marina se precipitó en el mar chalaco de Ventanilla, a solo 10 kilómetros del aeropuerto Jorge Chávez. Fueron 43 las personas que perdieron la vida en ese fatídico accidente: 16 jugadores, seis miembros del cuerpo técnico, cuatro auxiliares, ocho miembros de la barra, tres árbitros y seis tripulantes. Solo hubo un sobreviviente: el piloto, Edilberto Villar Molina, de paradero desconocido. 

En 2006, una investigación periodística sacó a la luz el informe oficial preparado por la Marina de Guerra en el que se señalaba que la aeronave presentaba fallas técnicas y que el piloto carecía de experiencia para realizar vuelos nocturnos. “Tampoco apareció la caja negra, que era un factor fundamental para saber lo que ocurrió. Se dijo que el tren de aterrizaje no estaba bajo, que traían cosas ilícitas. Se habló mucho, pero no hay nada concreto”, mencionó Benjamín Rodríguez, compañero de equipo de las víctimas, en RPP.

Ilustración de la ‘Revista Sí’ sobre el accidente de 1987.


Futbolistas Alianza Lima:
– Carlos Bustamante
– José Casanova
– Milton Cavero
– Aldo Chamochumbi
– Luis Antonio Escobar
– Tomás Lorenzo Farfán
– Ignacio Garretón
– José González Ganoza
– William León
– José Mendoza
– Gino Peña
– Daniel Reyes
– César Sussoni
– Braulio Tejada
– Alfredo Tomassini
– Johnny Watson


 Miembros del club:
Marcos Calderón (director técnico)
Andrés Eche Chunga (utilero)
Rodolfo Lazo Alfaro (kinesiólogo)
Rolando Gálvez (preparador físico)
Orestes Suárez Galdós (médico traumatólogo)
Santiago Miranda Mayorga (jefe de equipo)
Washington Gómez (dirigente)

Acerca del autor

+ posts

Periodista y apasionado del fútbol. Seriedad en la información. Director periodístico y cofundador de Revista Cosa Seria.

Comentarios

comentarios